Estimulación temprana

Los niños de 2 a 3 años son una especie de torbellino. Padres e hijos viven un periodo emocionante, ya que durante esta etapa los pequeños experimentan grandes cambios intelectuales, sociales, emocionales y de aprendizaje que los ayudarán a explorar y a entender su nuevo mundo. Para contribuir a su desarrollo, es importante que participen en ejercicios de estimulación que les planteen nuevas situaciones. Normalmente son las escuelas infantiles las que se encargan de llevar a cabo esta tarea, sin embargo, y debido a las dificultades propias de la situación actual, es importante que se realicen algunas actividades en casa.

Actividades o ejercicios de estimulación

Los niños, desde su nacimiento, comienzan a desarrollar una serie de habilidades que irán forjando su crecimiento. Hablamos del lenguaje y la comunicación, la motricidad fina y el desarrollo motor. A través del juego y de la exposición a nuevas situaciones, lo que se llama estimulación temprana, avanzarán en su crecimiento físico, cognitivo y emocional.

× ¿Cómo puedo ayudarte?